Una preboda con polvos holi de colores en Granada muy divertida.

Laura y David quisieron hacer su preboda en dos partes muy diferenciadas. Una primera parte dando un bonito paseo por las calles de Granada y otra más alejada del bullicio en el campo.

Por la Carrera del Darro se fueron dejando los primeros nervios y poco a poco se fueron soltando. Risas, alegría, miradas y gestos fueron saliendo de ellos.

Pero lo mejor estaba por venir, la llegada al campo fue una explosión de colores. Recuerdos de una maravillosa tarde de primavera