Cuando estábamos preparando esta sesión de preboda , ya Ana tenia muy claro lo que quería … un romántico paseo por el campo. A pesar del frío que pasamos, sobre todo en la segunda parte, fue una tarde perfecta. Ana y Jose Carlos son dos personas muy jóvenes que nada más verlos se nota lo que se quieren. Miradas, sol, abrazos, aire, luz y amor. ¿Que más se puede pedir para una sesión justo unos días antes de su boda?