Otra pareja especial es la que forman Carmen y Pablo, que después de muchísimos años juntos se convirtieron en marido y mujer en otra de las iglesias señeras de Granada, la de Santa Ana.

Los preparativos en sus casas estuvieron repletos de momentos naturales y divertidos.

Después de la ceremonia, pudimos darnos un pequeño paseo de camino a La Mamunia  en el precioso coche de época y guardar esos recuerdos para siempre con un mini reportaje hasta que fuimos para la copa de bienvenida.

Maravillosa boda la de Pablo y Carmen